domingo, 3 de abril de 2011

Que ver en Amsterdam

Que ver y visitar en Amsterdam


Ámsterdam es una de las ciudades europeas más peculiares que existen, sus canales y ambiente nocturno con su famoso barrio Rojo atraen a miles de visitantes. Pero además sus plazas, historia y museos hacen que sea una ciudad para visitar llena de cultura.


Los dos museos que hay que visitar son el famoso museo Van Gogh y el Rijksmuseum.


El Museo Van Gogh es recomendable acudir a primera hora de la mañana, abre sus puertas a las 10, si no queremos encontrarnos con una enorme cola. El museo esta situado en la calle Paulus Potterstraat nº 7, en la barrio de los museos, y ademas de obras de Van Gogh, incluye algunos trabajos de sus contemporaneos y donde podremos ver alguno de los cuadros más famosos del mundo. Esta dividido entres plantas, siendo la primera para las obras que inspiraron al artista, la segunda para sus obras mas famosas y la tercera para obras suyas inspiradas en el arte japones y otras influenciadas por otros pintores de su epoca.
El Rijksmuseum, o Museo Nacional de Amsterdam, abierto de 9 de la mañana a 6 de la tarde en invierno y 10 de la noche en verano. En sus galerias podemos encontrar obras de artistas tan celebres como Rembrandt, Vermeer, Frans Hals Angelico, Steen y muchos mas pintores holandeses, aunque tambien podemos encontrar una pequeña coleccion de artistas extranjeros, entre la que se encuentran obras de Goya. Los amantes de la historia bélica tiene una cita obligada con la Casa de Ana Frank, donde podréis conocer la conmovedora historia de las familias que se ocultaron entre sus paredes para escapar de la persecución nazi. En la Calle Prinsengracht podremos ver la Iglesia Westerkerk desde cuya torre podéis disfrutar de las mejores vistas de la ciudad a 85 metros de altura. Ahora no queda más que tomar alguno de los barcos que recorren los canales de Ámsterdam, una forma de ver la ciudad desde una perspectiva especial. Después del paseo en barco deberéis tomar la Calle Oudezijds Voorburgwal para llegar hasta Oude Kerk, una iglesia construida en 1302 que se conserva como el edificio más antiguo de la ciudad. En este trayecto podéis aprovechar para comer.
Y llega el momento más esperado por mucho la visita al conocido Barrio Rojo. Todo lo que os hayan dicho es verdad y no os dejará indiferente. Desde fuera, y antes de conocer el barrio rojo, se pueden tener dos ideas preconcebidas, una sería la visión de un lugar para el pecado, algo vergonzoso y que no debería existir en ningún lugar del mundo, y por contra para otros suscita un enorme morbo que les atrae y les incita a acudir allí en busca de emociones diferentes. Una vez en el barrio rojo, tanto los primeros como los segundos descubren que no todo allí es lo que pensaban encontrar, y acaban gratamente sorprendidos. Los más pudorosos descubren allí algunas de las calles más bellas de la ciudad, edificios magestuosos y como no, bellos canales para, desde cualquier barco, disfrutar de la belleza del conjunto, lo que irremediablemente les llevará a olvidar la idea preconcebida que tenían sobre el barrio rojo. El barrio rojo es, además, una de las principales de la capital holandesa, y en sus calles residen multitud de cafés, pubs y discotecas que ofrecen fiesta y actuaciones musicales en directo y espectáculos de sexo de todo tipo para los menos vergonzosos.
Una visita obligada es el paseo por el Bloemenmark, o Mercado de las Flores, que se situa junto al canal Singel y en el que podemos encontrar plantas y semillas de cualquier tipo. Dejando atrás el mercado tomad la Calle Singel para llegar a la Plaza Spui, un lugar ideal para tomar un café, leer un libro o disfrutar de la tranquilidad del barrio. Antes de abandonar la zona conviene adentrarse durante unos momentos en el agradable Begijnhof (Ver foto) , un conjunto de casas elegantes que se creó en 1346 para acoger la hermandad de las beguinas. Tras recorrer el agradable barrio tomad la Calle Leidsegracht y girad en Lijnbaansgracht para llegar hasta la Plaza Leidseplein. Si preferimos rodearnos de naturaleza es mas que recomendable dejarse caer por el Vondelpark una enorme extension de 45 hectareas en la que podemos encontrar jardines, lagos, hoteles, museos, restaurantes, terrazas y demas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Parking bajo coste