domingo, 8 de mayo de 2011

Qué ver en Lisboa en una visita rápida

Desde luego que Lisboa es una de las capitales europeas con más historia y que bien se merece una visita, aunque quizás no tenga las solera que tienen otras, pero desde luego es un lugar en el cual en cuanto podamos debemos visitar porque nos sorprenderá y agradará.

En cuanto a que ver en Lisboa en una visita rápida, hay que decir, que lo ideal sería una visita de tres días, pero si no dispusiéramos de tanto tiempo, sino de uno ó dos días, lo imprescindible que ver en esta bonita ciudad sería lo siguiente:

1.- La Torre de Belén: Este monumento es obra de Francisco de Arruda y constituye uno de los ejemplos más representativos de la arquitectura manuelina. En el pasado sirvió como centro de recaudación de impuestos para poder entrar a la ciudad. Este monumento dispone de la calificación de Patrimonio Mundial de la UNESCO.

En cuanto a la manera de llegar, indicar que hasta esta Torre de Belén, las formas más fáciles para llegar si estamos en Lisboa, quizá sea tanto el tranvía con su línea 15, como principalmente el autobús, con las líneas 28,29, 49,51, 43 y 112.

Otro punto a tener en cuanto, sobre todo si vamos con poco tiempo es el horario de apertura, el cual es el siguiente:

De 10 a 17 horas de octubre hasta abril y de 10 a 18.30 horas de mayo hasta septiembre. También hay que destacar que todos los lunes está cerrado.

En cuanto al precio indicar que este será de 4 euros para los adultos.


2.- Monasterio de los Jerónimos: Diseñado en estilo manuelino por el arquitecto Juan de Castillo, fue encargado por el rey Manuel I de Portugal para conmemorar el afortunado regreso de la India de Vasco de Gama, se fundó en 1501 en la antigua ermita fundada por el Infante D. Enrique. La primera etapa constructiva de la iglesia nueva comienza en 1514 y fue ampliándose y modificándose hasta el siglo XX. Se financió gracias al 5% de los impuestos obtenidos de las especias orientales, a excepción de los de la pimienta, la canela y el clavo, cuyas rentas iban directamente a la Corona.

Para llegar lo mejor será hacerlo en autobús con las mismas líneas que llegan a la Torre de Belén al igual que la misma línea del tranvía, puesto que están muy próximos la Torre de Belén y el Monasterio de los Jerónimos.

El horario será de 10 a 17 horas de octubre a abril y de 10 a 18 horas de mayo a septiembre.

En cuanto al precio de la entrada si queremos visitar el claustro de los Jerónimos será de 6 euros para los adultos, los niños de menos de 14 años no pagan nada. También indicar que si nos coincide en domingo ó festivo la entrada será gratuita entre las 10 y las 14 horas.


3.- Castillo de San Jorge: Se conoce como el Castillo de San Jorge (Castelo de São Jorge en portugués) a las ruinas de un castillo en la colina de San Jorge en Lisboa. Primitivamente conocido simplemente como Castelo dos Mouros, se yergue en posición dominante sobre la más alta colina del centro histórico, proporcionando a los visitantes una de las más bellas vistas sobre la ciudad y sobre el estuario del río Tajo, por lo que el gobierno portugués hace grandes esfuerzos en conservarlo.

El recinto del castillo cuenta con aproximadamente 6000 m². La edificación consta de varias torres y garitas, un foso y dos patios grandes.

Indicar que el Castillo se encuentra situado en la cima de la Colina de San Jorge, por lo tanto es una visita imprescindible puesto que nos permitirá disfrutar de las mejores vistas de Lisboa.

El precio de la entrada para adultos será de 5 euros para los adultos (niños menores de 10 años y mayores de 65 años entrada gratuita, estudiantes 2,5 euros), siendo el horario de apertura de 9 a 18 horas de noviembre a febrero y de 9 a 21 horas de marzo hasta octubre.

En cuanto al modo de llegar indicar que lo mejor será la línea 37 del autobús y la línea 28 de tranvía.

4.- Visita de las Plazas del Comercio, Plaza del Rossio y Plaza Marqués de Pombal, todas estas plazas están situadas muy próximas de una a otra, y recorriéndolas daremos un paseo por el pleno centro de Lisboa, en la cual podremos percibir la vitalidad de esta ciudad.

Indicar que la Plaza del Rossio, es quizás el punto de partida de lo que es la vida lisboeta, así nos la podemos encontrar rodeada de bares, restaurantes y heladería, lo cual confiere a esta plaza un gran ambiente.





Bueno estos son los puntos principales a visitar si estamos uno ó dos días en Lisboa, pero sin duda esta ciudad nos ofrece otros muchos atractivos, como es un viaje en su tranvía en el cual podremos recorrer la ciudad lentamente y ver todas su estrechas callejuelas, además Lisboa tiene otros muchos atractivos, como el mirador de Santa Justa, que nos permite subir en un ascensor de la parte baja a la alta de la ciudad, el oceanográfico, la zona de la exposición universal ó sus puentes como el 25 de abril ó el Vasco de Gama, el monumento de los descubrimientos ó la Sé de Lisboa, que es como es conocida su catedral

En resumen, hemos hecho una lista según lo que consideramos más importante, y espectacular, pero Lisboa como vemos tiene muchos atractivos, además es una ciudad que merece la pena caminarla, porque nos da la sensación en muchas de sus calles de haber retrocedido en el tiempo y estar hace 50 años, por lo tanto es un ciudad que merece mucho la pena visitar, enguanto nos sea posible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.