martes, 6 de marzo de 2012

Que ver en Australia

Que ver en Australia - Visitas imprescindibles en Australia

Plantearse conocer Australia en pocos días es tarea imposible. La lejanía del país que hace necesario un largo viaje en avión hace preciso el plantearse un viaje a Australia con un mínimo de 15 días de duración. Además la extensión del país uno de los más grandes del mundo implica traslados de varios kilómetros para ver todo aquello que es recomendable.

Entre las visitas más recomendadas y los lugares más visitados de Australia tenemos:


1. La Ópera de Sidney, uno de los principales puntos de interés de esta ciudad. Además de ofrecer una buena programación musical, es un edificio‐icono y todo el mundo puede acudir a sus restaurantes y bares o recorrerlo gracias a sus circuitos diarios.   

2. Gran Barrera de Arrecifes: más de 2.000 km de barrera coralina junto a la costa de Queensland, considerada una de las principales maravillas del mundo. Puede explorarse con gafas de buceo y aletas, o en velero, vuelo panorámico, en barco con fondo de cristal o alojándose en una de sus muchas islas rodeadas de corales.  

3. Melbourne, famosa por su ambiente nocturno cosmopolita, por sus restaurantes escondidos y sus llamativas obras de arte urbano.  

4. Uluru‐Kata Tjuta National Park, un punto de peregrinación imprescindile en el desierto. Merece los cientos de kilómetros que hay que recorrer para llegar hasta allí. Además el Parque tiene otros muchos puntos de interés, como las increibles Kata Tjuta (las Olgas), los místicos paseos y las sensacionales puestas de sol.  

5. MONA, un original museo ubicado en un lugar increible junto al río, al que se puede llegar en ferry desde  el  puerto  de  Horbart.  El  Museum  of  Old  and  New  Art  (MONA)  de  la  Finca  Moorilla  es  una innovadora institución de talla mundial. Su dueño, un filántropo de Hobart llamado David Walsh, la ha definido  como  “una  Disneylandia  subversiva  para  adultos”.  Una  de  las  experiencias  artísticas  más extraordinarias del país.  

6. Daintree Rainforest, una selva milenaria incluida dentro de la lista del Patrimonio Mundial y repleta de palmas de abanico, helechos, mangles, aves, insectos y ranas. Se puede explorar en paseos guíados durante  el  día,  circuitos  nocturnos  para  observar  la  fauna,  senderismo  por  la  montaña,  paseos interpretativos  por  tarimas,  paseos  por  la  copa  de  los  árboles,  senderos  sin  guía,  excursiones  en todoterreno, paseos a caballo o en kayak.  

7.  Gran  Carretera  Oceánica:  los  Doce  Apóstoles  son  unas  formaciones  rocosas  que  surgen  de  las revueltas aguas del mar y constituyen uno de los puntos de interés más famosos de Victoria. Llegar 
hasta aquí es igual de impactante, por una carretera sinuosa que atraviesa playas, selvas y aldeas. Más adelante, la Carretera Oceánica nos lleva a la joya marítima de Port Fairy  y el aislado Bridgewater Cape. También se puede recorrer a pie el Gran Sendero Oceánico desde Apollo Bay hasta los Apóstoles.  

8. Byron Bay: Una pequeña y acogedora localidad de playa, dinámica, relajada y  alternativa. Puede parecer muy turística pero resulta un lugar perfecto por sus largos y tranquilos tramos de playa y su precioso centro poco desarrollado. Hay surf, un estilo de vida alternativo, orgánico y new age, y todo muy cerca de Sydney.  

9. Competiciones de socorristas surfistas en Gold Coast. Son los dioses bronceados y musculosos de la costa y los iconos de la cultura playera australiana. En Gold Coast, los surfistas se enfrentan entre si en competiciones de temporada que resultan agotadores acontecimientos donde nadan, corren y hacen carreras de trainieras. Un extraordinario espectáculo deportivo.   

10. Islas Whitsunday. Se pueden disfrutar de muchas formas: navegar por las aguas azul turquesa del mar de Coral, relajarse junto a una piscina en un centro vacacional de lujo, sentirse un naúfrago en una playa aislada, o recorrer sus aguas a bordo de un velero.  

11. Comida y vino para “gourmets”. En Australia se pueden encontrar delicias para todos los bolsillos: vinos y quesos en Tasmania, café en Melbourne, ostras y marisco en Sidney, tintos de garra en Australia Meridional, cangrejos de río en Australia Occidental o la comida de los aborígenes en el Territorio del Norte.  

12.  Camberra,  conocida  por  sus  museos.  Imprescindible  la  National  Gallery  of  Australia,  con  su magnífica colección de arte australiano, asiático, aborigen y de los isleños del estrecho de Torres.  

13. Wilsons Promontory. Este parque nacional ofrece algunas de las mejores oportunidades de la costa australiana para practicar sendermismo y acampar. Los senderistas deben recorrer el Great Prom Walk, de tres días; una de las noches se alojarán en la casita del farero.  

14. Monte Cradle. Con forma de media luna es una escarpada cresta de roca esculpida por el hielo y el viento tras milenios de erosión. Es el pico más reconocible y espectacular de Tasmania. Para subir se tarda un día entero pero ofrece una panorámica increíble del corazón alpino de Tasmania.  

15. Perth y Fremantle: Puede que Perth esté aislada, pero no es ningún páramo cultural. Sofisticados restaurantes  sirven  cocina  australiaa  moderna  y  una  nueva  selección  de  elegantes  coctelerías  va surgiendo en los callejones más apartados. Río abajo, el animado puerto de Fremantle ofrece un pub en cada esquina que no está ocupada por un hostal y catidad e edificios coloniales.  

16. Broome y la región de Kimberley: una ciudad que es una mezcla  dinámica y posmoderna de bares, playas, naturaleza, lugareños y todo tipo de viajeros. Los alrededores son tierra de camellos , baobabs y pinturas rupestres.  

17. Costa Suroeste de Australia Occidental: de bodega en bodega por carreteras rurales a la sombra de eucaliptos.  También  se  pueden  explorar  cuevas  y  poblaciones  históricas.  Los  surfistas  acuden  para disfrutar las famosas olas cerca de Margaret River y muchos visitantes se acercan a ver las ballenas jorobadas.   

18.  Gran  final  de  la  liga  de  football  australiano:  se  celebra  en  Melbourne  el  último  sábdo  de septiembre. Es un día perfecto para disfrutar del ambiente más australiano en un buen pub y celebrarlo con los seguidores de este deporte.  

19. Arte aborigen en Australia Occidental. En esta zona del país viven 59.000 aborígenes de diferentes grupos étnicos y con distintos iiomas. En el norte del estado, la región de Kimberley ofrece el arte de los wandjina, los gwion gwion  (Bradshaw)y arte aborigen contemporáneo.  

20. Darwin y Kakadu National Park. Destrozada por los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial y por el ciclón Tracy, Darwin sabe bien como reinventarse. Esta remota ciudad ha surgido de la humedad tropical para convertirse en una urbe multicultural y hedonista. Es el punto de partida para conocer el Kakadu NationalPark: arte rupestre aborigen bao escarpados precipicios e idílicas pozas alimentadas por enormes cascadas.  

21.  Regiones  vinícolas  de  Australia  Meridional.  Adelaida  está  embriagada  por  el  éxito  de  sus  tres regiones vinícolas de fama mundial: el Barosa Valley, al norte, la zona de McLarenVale al sur, y el Clare Valley famoso sus riesling y los paseos en bicicleta.   

22. Isla de Fraser, una joya ecológica en la que los dingos campan a sus anchas y una exuberante selva tropical crece en la arena. Una isla utópica y primigenia con abundante fauna, incluida la raza más pura de dingos de todo el país. 

23. Observación de fauna. Hay mucho por descubrir en Australia: al sur de la costa oriental veremos pingüinos y lobos marinos; al norte extraordinarios casuarios y cocodrilos que parecen dinosaurios. Y en todo el país, un montón de animales que no se pueden encontrar en ningún otro rincón del mundo: koalas, canguros, wombats y ornitorrincos. Hay ballenas en la costa, tortugas marinas y por supuesto, cucaburras con su onmipresente canto. 

24.  Tanami  Road  y  Canning  Stock  Route.  En  pleno  outback,  una  carretera  perfecta  para  viajar  en autocaravana o automóvil familiar. El cielo es más azul, el polvo más rojo y los lagos salados más blancos que en cualquier otro lugar del planeta. 

25. Carreras de caballos en Birdsville. Lo que comenzó en 1882 como una carrera de caballos ganaderos se ha transformado en un enorme acontecimiento con más de seis mil espectadores que acuden en masa  a  esta  diminuta  localidad  para  disfrutar  de  cuatro  días  de  polvorientas  carreras  y  grandes cantidades  de  alcohol.  Se  celebra  a  principios  de  septiembre.  Lo  de  menos  son  los  caballos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Parking bajo coste