martes, 1 de mayo de 2012

Adiós a los coffee shop en Holanda

Holanda prohibe los coffee shop y el «turismo del porro»

Si teníais previsto un viaje a Holanda y uno de los atractivos era acudir a uno de los famosos coffee shop ahora no podréis traer un "recuerdo" a vuestros amigos ya que Holanda prohibe los «coffee shops» de las regiones del sur y en 2013 en el resto del país.

La venta de marihuana y hachís estará prohibida a los turistas. Un tribunal de La Haya ha dado el visto bueno al decreto que prohíbe a los célebres «coffee shops» la venta de marihuana y hachís a los no residentes en Holanda.

La medida era una vieja aspiración de los países vecinos, sobre todo Alemania y Bélgica, de donde partían la mayor parte de compradores de este peculiar turismo. Los dueños de los 'coffee shops' se oponen a esta ley porque consideran que entre otras cosas, ellos han promovido una política de tolerancia, y ahora esta nueva situación, llevará a la gente hasta los traficantes de drogas, lo que será peligroso.

Aunque la medida entra en vigor el 1 de mayo, lo cierto es que sólo se empezará a aplicar en de las provincias holandesas de Zelanda, Brabante del Norte y Limburgo, y tendrá como fecha límite el 1 de enero del próximo año 2013, para ser aplicada en todo el país Los 'coffee shops' son uno de los principales reclamos para los turistas que tiene el país de los tupilanes.

A partir de ahora habrá que disponer del «wietpas» o «carné de hierba», como ya se ha bautizado el documento que tendrán que tener los clientes que quieran seguir acudiendo a los coffee shops. La nueva normativa limita la venta de cannabis a los propios holandeses o ciudadanos con permiso de residencia, que deberán inscribirse como miembros de los coffee shops para acceder a esta sustancia, convirtiéndose de esta manera en una especie de clubs privados que podrán tener un máximo de 2.000 miembros.

Más de 135.000 españoles visitaron estos famosos cafés durante 2011, lo que supone un 30% sobre el total de las visitas realizadas al país de los tulipanes. A la cabeza de los países interesados en este tipo de turismo se encuentra Estados Unidos con 175.000 viajes visitantes de estos establecimientos.

Desde la Oficina de Turismo de Holanda ya han puesto "el grito en el cielo" en contra de la medida y se asegura que los coffee shops son parte de la imagen liberal de Amsterdam. De hecho, su ayuntamiento ha advertido que se pueden registrar problemas en su jurisdicción si se impone esta normativa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.