lunes, 6 de octubre de 2014

Hoteles y Balnearios para viajar con mascotas

Perros y gatos forman parte de las familias de muchos viajeros de este país que encuentran serios problemas a la hora de dejar a sus mascotas cuando hacen las maletas. Lo más habitual, dejar a los animales al cuidado de amigos y familiares o, mejor, alojarlos en albergues especializados. Sin embargo, la solución más deseable siempre es llevárselos consigo por aquello de que no estarán mejor que con sus dueños. En TERMALISTAS encontramos una amplia oferta de hoteles con spa y balnearios que han comprendido el valor de habilitar espacios comunes y reservados para nuestras mascotas.

Unos en zonas acotadas, otros en las mismas habitaciones bajo condiciones con mucho sentido común. Sin agotar en absoluto todas las opciones de termalismo con mascotas, estos son algunos hoteles con spas españoles que ofrecen esos servicios. Las mascotas también se van de balneario.

El Hesperia Isla La Toja en Pontevedra es uno de esos hoteles que han visto claro ese servicio extra. Aceptan mascotas en un servicio de pago y sólo para perros. Se trata de un establecimiento termal de la isla de La Toja con 104 habitaciones, dotado de centro de convenciones y de un Club Termal en el que recuperar el tono vital, y, por supuesto, con extensos espacios ajardinados por los que pasear con nuestra mascota.

Al sur, a una hora de Madrid, el Hotel La Salve de Torrijos en Toledo, un establecimiento con servicios de spa exclusivos, familiar y rural; mantiene una política de alojamiento para mascotas que puede resultar interesante para los amantes de los perros.

Admite a canes con pesos no superiores a los cinco kilos, se les permite alojarse en las habitaciones con sus propietarios, claro está, si se guardan unas mínimas condiciones de orden e higiene. La gerencia aconseja paseos sólo con correa, alfombras o almohadones para perros, bolsas y elementos para la recogida de desechos y aseo y mucho sentido común para mantener la convivencia con otros clientes alojados.

En la Comunidad Valenciana, el Balneario de Cofrentes aprovecha las condiciones naturales de un surgidero de aguas termales de origen volcánico. Un spa rodeado de pinares y de naturaleza dedicado al cuidado de la salud y que admite perros y gatos sin restricciones, en este caso, de tamaños y pesos.

El establecimiento permite el alojamiento de las mascotas en las habitaciones, una por estancia, con un recargo de 10 euros y con un máximo de 30 euros por estancia (precios de 2014). Una de las normas es que si se deja a la mascota sola en la habitación, se ha de dejar el número de teléfono móvil en recepción para estar localizado.

Otro balneario, el de Serón, comunicado con el de Sicilia, en Jaraba, en la provincia de Zaragoza; admite perros con algunas restricciones. El hotel de cuatro estrellas y balneario dispone de un recinto cerrado en sus jardines para acomodar a las mascotas.

El Hotel Villa Nazules, situado a poca distancia de la ciudad de Toledo, está especializado en termalismo al mismo tiempo que es un centro de hípica reconocido. Su política con las mascotas acepta perros y gatos también sin restricción de pesos y tamaños, igualmente un solo animal por habitación y bajo un suplemento de 15 euros por día, aunque la dirección asegura que esta tarifa puede variar (precio de agosto de 2014). La admisión de mascota en el Villa Nazules ha de realizarse bajo pedido previo y los animales no pueden quedarse solos en las habitaciones, ni permanecer en las zonas comunes.

En un momento en el que los balnearios se están revelando como un destino preferente de salud, belleza y bienestar durante todo el año, viajar con nuestra mascota también está dejando de ser un inconveniente

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.