sábado, 7 de febrero de 2015

Lugares a los que viajar ahora ó nunca, pueden desaparecer


Lugares a los que viajar ahora ó nunca, puesto que igual tal y como los conocemos en la actualidad podrían desaparecer.

Así lugares como Venecia, el Mar Muerto, Las Vegas, los glaciares de La Patagonia o Madagascar podrían tener los días contados, por eso trivago recoge los 10 destinos que deberías visitar antes de que sea demasiado tarde porque tal vez seamos una de las últimas generaciones que pueda disfrutarlos. El mundo está lleno de lugares increíbles, pero el cambio climático, la naturaleza y el hombre están amenazando la existencia de algunas de las maravillas más espectaculares de nuestro planeta. 

El Mar Muerto, Israel/Jordán

El Mar Muerto se encuentra a casi 430 metros bajo la superficie del mar y se hunde un metro más cada año. A este vertiginoso ritmo, podría secarse totalmente en apenas cuarenta años. La reducción en un 98% del caudal del río Jordán que lo abastece y el drenaje de sus aguas para el consumo humano amenaza con la desaparición de este ecosistema único en el mundo y por eso lleva bajo vigilancia desde 1930. Sentir la  ingravidez que produce flotar en sus aguas hipersalinas será una experiencia de la que no podrás disfrutar si esperas demasiado tiempo.

Venecia, Italia

Venecia es uno de los mayores imanes turísticos de Europa, pero no se sabe por cuánto tiempo más. La romántica ciudad italiana ha ido hundiéndose lentamente desde hace mil años por el deslizamiento de la laguna sobre la cual se fundó, pero ahora las previsiones se aceleran.  A la vez que el nivel del agua sube más rápido que nunca, se estima que Venecia se hunde un promedio de dos milímetros al año, causando inundaciones a menudo. Todavía es posible caminar por los puentes, admirar su impresionante arquitectura y disfrutar de un paseo en góndola inolvidable. Pero si las medidas que el gobierno local ha puesto en marcha para salvar la ciudad del hundimiento no son suficientes, Venecia se verá con el agua al cuello.

Islas Maldivas

El cambio climático amenaza con borrar del mapa este lugar paradisíaco. El exótico archipiélago de las Maldivas se compone de 1.200 islas de coral que se encuentran a apenas un metro por encima del nivel del mar. Ser la nación de más baja altitud en el mundo supone que la subida del Océano Índico va robando territorio milímetro a milímetro. El panel climático de la ONU predice que el archipiélago será inhabitable en 2100 ya que las islas desaparecerán antes de que este siglo termine. Los habitantes de 16 islas ya han tenido que ser reubicados en Sri Lanka desde que el gobierno maldivo comprase una parte del territorio para  garantizar a su gente un lugar al que acudir si su casa un día se encuentra inundada.

Taj Mahal, Agra, India

El Taj Mahal, que fue construido en el siglo XVII para conmemorar a la esposa favorita del emperador Shal Jahan, es considerado una de las siete nuevas maravillas del mundo. El aumento de tarifas no ha detenido a los 4 millones de visitantes que recibe al año y esta es, precisamente, una de las principales causas de su destrucción. La gran marea turística, la contaminación del aire y las renovaciones de mala calidad están causando graves daños en su fachada de piedra blanca. Para asegurar su conservación, el Estado Indio y varias organizaciones, entre ellas la UNESCO, han planteado prohibir el acceso al histórico Taj Mahal dentro de 5 años.

Kilimanjaro, Moshi, Tanzania

La montaña más grande de África se eleva a 5.895 m de altitud y sus hermosos picos volcánicos cubiertos de nieve se pueden observar a lo lejos tanto en Kenia como Tanzania. Pero es probable que esta carismática panorámica desaparezca en los próximos decenios. El 85% de la nieve se ha ido derritiendo mientras la región de África se ha ido secando más y más en las últimas décadas. Los investigadores apuntan que, frente al rápido y catastrófico cambio climático al que nos enfrentamos, los picos del Kilimanjaro se derretirán por completo en los próximos 15 años.

Arrecife de Belice

El arrecife de Belice, situado en el atlántico Mar Caribe, es el ecosistema más diverso del mundo. Su increíble fondo marino y sus islas coralinas hacen de los arrecifes el destino turístico más importante de Belice, atrayendo a la mitad de sus 260.000 visitantes anuales. En 1996 se declaró Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO pero los huracanes, la pesca masiva, la contaminación natural y el calentamiento global están teniendo efectos devastadores sobre los arrecifes. Puede que este colorido paraíso submarino, que ya perdió el 50% de los corales con el Huracán Mitch en 1998, se convierta en historia en apenas 20 años. 

Nápoles, Italia

La ciudad más grande del sur italiano y el lugar donde nació la pizza podría desaparecer del mapa. Nápoles se encuentra a sólo 9 kilómetros del Monte Vesubio, uno de los volcanes más peligrosos del mundo que ya sepultó las ciudades romanas de Pompeya y Herculano en el año 79. El estratovolcán se ha mantenido activo desde entonces y para evitar otra gran catástrofe que pudiese acabar con la vida de los 4 millones de personas que viven allí, está siendo controlado de cerca. Si quieres disfrutar de una de las ciudades más representativas de Italia, visitar el Teatro de San Carlo, la ópera más antigua del mundo, y el impresionante puerto que enlaza con todo el Mediterráneo, debes visitar Nápoles pronto.

Glaciares de Patagonia, Argentina/Chile

La región al sur de Argentina y Chile es conocida por sus numerosos glaciares, que se extienden entre los Andes y la Antártida. Los  glaciares de la Patagonia constituyen la mayor capa helada templada de nuestro planeta, pero el calentamiento global derrite 20 millones de toneladas de hielo cada año. A su vez, esto ha derivado en un aumento del nivel del agua de los océanos hasta un 50% desde finales de 1900. A este ritmo, poco tardarán en desaparecer las zonas heladas y los territorios a baja altitud. Los impresionantes glaciares de América del Sur merecen una visita para experimentar la paz abrumadora de una de las zonas menos pobladas del mundo y disfrutar de unas vistas que te dejarán helado, antes de que símbolos como el Perito Moreno dejen de existir. 

Madagascar

La cuarta isla más grande del mundo se encuentra frente a la costa sureste de África y por su inmensa riqueza natural se la conoce también como la Isla del Tesoro. Madagascar es el hogar de un 5% de las especies animales y vegetales del planeta, de las cuales casi el 80% se encuentran únicamente allí. Su impresionante flora y fauna está, sin embargo, amenazada por varios factores. La tala y la caza furtiva están poniendo en peligro a muchas de las especies únicas de la isla y sus condiciones de vida se ven acechadas a causa de la creciente contaminación fruto del aumento de vehículos motorizados. Se calcula que en poco más de treinta años sus bosques podrían desaparecer. En esta carrera a contrarreloj, vale la pena disfrutar de este lugar único en el mundo.

Las Vegas

La Ciudad del Pecado podría desaparecer dentro de unos años. Las Vegas, situada al sur de Nevada sobre el árido desierto de Mojave, se secará si las reservas de agua se agotan. La ciudad lleva años enfrentándose a una de las mayores crisis hídricas, pero la situación se ha agravado en los últimos meses por la gran sequía que atraviesa la región. Además, Las Vegas goza de notoriedad por sus despilfarros de agua en macrohoteles, consumiendo más de 832 litros diarios por habitante. El Lago Mead, que provee un 90% de la demanda y es el único depósito de agua de Las Vegas, ya no puede seguir abasteciendo a la ciudad de los excesos.

Como vemos todos son lugares mundialmente conocidos por una cuestión u otra, de ahí que si podemos y tenemos ocasión, y ya no sólo porque igual pueden desaparecer tal cual los conocemos, sino porque son lugares que bien merecen una visita, debemos viajar a ellos y conocerlos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.