lunes, 30 de marzo de 2015

La comunidad de intercambiocasas.com está compuesta en un 15 por ciento por docentes


Dando comienzo en los años cincuenta, el movimiento del intercambio de casas nace entre profesores norteamericanos. En principio, durante sus vacaciones, pero también para impartir clases en otras universidades, lanzando así un nuevo concepto: intercambiar sus viviendas. Sin saberlo, estaban dando origen al trueque de casas y pisos y a una corriente que conocerá una auténtica explosión sesenta años más tarde: la economía compartida. Hoy en día, de los 65.000 miembros que pertenecen a la comunidad de HomeExchange.com en 150 países, el 15% son personal docente, unos 9.000 socios, de los cuales, 860 son españoles.

Dado el aumento de profesionales de la educación que viajan todos los años mediante los intercambios de casas, el portal les ha dedicado este mes en homenaje una colección llamada “Profesores”. Para favorecer la conexión entre los socios por afinidades, la red IntercambioCasas.com lanzó a principios de año la nueva opción de las Colecciones, de esta forma, los esquiadores, los amantes del arte o de la gastronomía pueden ponerse directamente en contacto.

En 1992, el californiano Ed Kushins funda HomeExchange. En aquellos tiempos, los afiliados utilizaban un catálogo impreso y se mandaban fotografías por correo. La llegada de Internet lo cambia todo y, en 2002, la sociedad se convierte en HomeExchange.com. A partir de 2005, se crea la versión francesa, que será la primera página web internacional de la red. Seguirán otras 15, entre ellas la versión española IntercambioCasas.com, en el año 2006, que desde entonces ocupa el segundo lugar europeo en cuanto a número de casas disponibles.

Marcharse de viaje durante las vacaciones escolares representa una parte elevada del presupuesto familiar. El intercambio de casas es una buena alternativa: aparte del precio del desplazamiento, salir de vacaciones, dentro de la propia península o al otro lado del planeta, no cuesta más que quedarse en casa. Los socios también pueden intercambiar sus coches, lo que permite explorar la zona reduciendo aún más los gastos.

Es cierto que el aspecto económico es importante pero hay otros muchos beneficios que destacan los profesores miembros del portal: la inmersión en la cultura local, la exploración de una gastronomía diferente, la práctica de un idioma extranjero y enriquecedores encuentros con otras personas, así como valores educativos esenciales.

Según Andrés Melero, profesor y socio del portal junto con su pareja, también profesora, Lo que más valoramos como padres y educadores es el tiempo que esta modalidad nos permite para estar en familia. Desde la escuela en la que trabajamos, vivimos diariamente las consecuencias de la escasez de tiempo dedicado a los hijos. El modelo del intercambio rescata algo que echábamos de menos”.  “Poder viajar, conocer gentes, sus lugares y al mismo tiempo, sentir la comodidad del hogar es una combinación que todos deberíamos experimentar. Hay demasiados lugares en el mundo como para no tratar de conocerlos”, añade Melero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.