viernes, 18 de marzo de 2016

Descubre la Jordania Patrimonio de la Humanidad

Descubre los rincones más bellos de Jordania declarados Patrimonio Histórico de la Humanidad

 Recorremos uno de los países más auténticos de Oriente Medio haciendo parada en sus sitios históricos más valiosos: desde la antigua ciudad de Petra hasta el sitio protegido del desierto de Wadi Rum


Petra
 Jordania es un país con muchísima historia, debido, en parte, a su importante papel desempeñado en el comercio entre Oriente y Occidente. Situado en un punto estratégico entre Asia, África y Europa, el Reino Hachemita de Jordania ha sido el hogar de algunos de los asentamientos humanos antiguos más importantes del Oriente Medio; civilizaciones que han dejado auténticas reliquias, declaradas hoy Patrimonio Histórico de la Humanidad.

Betania de Transjordania, uno de los enclaves bíblicos más importantes de Jordania


Ubicado en la orilla oriental del Jordán, a nueve kilómetros del Mar Muerto, Betania de Transjordania es uno de los enclaves bíblicos más importantes del país. El área, nombrada Patrimonio Histórico de la Humanidad por la UNESCO el pasado año 2015, comprende el sagrado Sitio Bautismal e incluye multitud de vestigios de origen romano y bizantino, entre los que destacan cinco iglesias paleocristianas, diversas capillas, un monasterio y diferentes caminos empleados por los primeros peregrinos.

Betania de Transjordania fue el lugar donde se estableció Juan Bautista y donde se cree, Jesús fue bautizado. También fue el lugar dónde Jesús oró por primera vez ante Dios y reunió a sus primeros discípulos. Actualmente se celebran bautizos y es un lugar importante de peregrinación cristiana.

Umm Ar-Rasas, testigo de la dominación romana y bizantina

Declarado Patrimonio de la Humanidad en el año 2004, las excavaciones de Um Ar-Rasas poseen vestigios que datan de los siglos III a IX, es decir, de las épocas de la dominación romana y bizantina y de los primeros tiempos del Islam. Esta ciudad amurallada tuvo su origen en un campamento militar y, a día de hoy, conserva varios edificios, cuatro iglesias y algunos arcos de piedra. En la iglesia de San Esteban se encuentra el segundo mosaico más importante de Jordania después del de Mádaba; una representación de las quince ciudades principales de Tierra Santa que data del 718 dC. Otro monumento a destacar en la zona es una torre bizantina de 15 metros de altura calificada como la torre antigua más alta de Jordania. 

Petra, el legado de los nabateos

La ciudad nabatea de Petra es la principal atracción turística del Reino Hachemita de Jordania. Se encuentra entre las orillas del Mar Rojo y el Mar Muerto, aproximadamente a tres horas al sur de la capital. Conocida por su impresionante arquitectura, Petra es el legado de los nabateos, un pueblo árabe trabajador que se estableció en el sur del país hace más de 2.000 años.

La entrada a Petra se realiza a través del Siq, un cañón de aproximadamente un kilómetro de longitud que desemboca en el famoso Tesoro o Al-Khazneh, el monumento más importante de Petra. Utilizada en la secuencia final de la película ‘Indiana Jones y la última cruzada’, la altísima fachada del Tesoro es sólo una de las muchas maravillas arquitectónicas que se pueden admirar en la antigua ciudad nabatea. Petra incluye cientos de tumbas escavadas en las rocas, fachadas de templos, salas funerarias, un teatro con un aforo de 3.000 personas del siglo I d.C., un palacio de estilo romano y el monasterio (Deir), también del siglo I dC, entre muchos otros.

Qusayr Amra, uno de los edificios omeyas mejor conservados del mundo

El pequeño palacio de Amra es uno de los edificios omeyas mejor conservados del mundo. Construido a principios del siglo VIII en la inmensidad de la estepa jordana, Qusayr Amra es, en realidad, un complejo de baños formado por tres cámaras: una sala para despojarse de la ropa, otra dispuesta para tomar un baño de agua templada y una última para un baño de agua caliente. Conservado en perfectas condiciones, el edificio fue en su origen fortaleza y residencia de recreo de los califas Omeyas. 

Lo más impresionante del palacio Qusayr Amra son sus múltiples pinturas al fresco, que cubren prácticamente todas las superficies del interior. El repertorio iconográfico representa un momento histórico clave, cuando el arte islámico estaba en sus fases de formación (de ahí su inclusión en la lista de la UNESCO) e incluye escenas de lo más variadas: de caza, de baño, luchadores, arqueros, músicos, bailarines, así como diversas artesanías y actividades relacionadas con los trabajos de construcción. 

Wadi Rum, testimonio de los comienzos de la escritura alfabética

El sitio protegido del desierto de Wadi Rum abarca una zona de 74.000 hectáreas situada al sur de Jordania, cerca de la frontera con Arabia Saudí. Sus paisajes albergan todo tipo de cañones, farallones, rampas, grutas y grandes derrumbamientos de terreno, además de 25.000 petroglifos y 20.000 inscripciones, testimonio de la evolución del pensamiento humano y los comienzos de la escritura alfabética.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.