lunes, 21 de marzo de 2016

Semana Santa en Medina del Campo

La Semana Santa de Medina del Campo

Se trata de una Fiesta declara por el gobierno español de Interés Turístico Internacional, y es reconocida dentro y fuera de nuestro país por sacar a la calle uno de los conjuntos escultóricos más sobresaliente de la imaginería procesional renacentista española.

Las procesiones de disciplina en esta villa castellana ubicada en el corazón de Castilla y León, se documentan desde la llegada de San Vicente Ferrer en el año 1411, avalado por la predilección que el infante D. Fernando, –Señor de Medina del Campo, rey de Aragón y principal impulsor del viaje castellano del santo– siente por su villa natal. Durante estos 600 años la celebración ha tenido altibajos, y es en 1983 cuando se funda la Junta de Semana Santa por acuerdo de todas las cofradías y comienza la recuperación del evento más importante de la villa durante todo el año, y en el que a diferencia de otras localidades, la mayor parte de sus participantes es gente joven. Además de todo ello, en el Palacio Real donde testó y murió la reina Isabel la Católica, está ubicado un Centro de Documentación sobre la Semana Santa en España, que en el año 2011, con motivo del VI Centenario de la creación de las Procesiones de Disciplina, se amplió con la apertura del Centro Cultural San Vicente Ferrer, espacio turístico dedicado a la difusión e interpretación de la Semana de Pasión en España e Hispanoamérica y desde el que se puede visitar todo el patrimonio religioso de la Villa. 

La Semana Santa es una de las celebraciones más destacadas del mundo cristiano, y muy especialmente en España. Por eso, entre otras razones, el pregonero de la Semana Santa de Medina, David Muriel, reivindicó que la Semana Santa en España «bien merece ser considerada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad en su conjunto ya que es una apuesta por poner en valor los recursos patrimoniales materiales e inmateriales que tenemos». David Muriel, licenciado en Geografía, técnico de desarrollo local del Ayuntamiento, exvicepresidente de la Junta de Semana Santa, entusiasta de su villa y de su Semana Santa, cofrade desde los cinco años e impulsor para que la Semana Santa de Medina fuera declarada de Interés Turístico Internacional apostó incluso por que el discurso catedralicio que recorre cada año las calles de la localidad «merece ser declarado Bien de Interés Cultural en la categoría de bien inmueble».

Medina del Campo es pasión durante la Semana Santa, es arte e historia por los cuatro costados, y es también gastronomía, como no podía ser menos en el corazón de Castilla y León. Lo que fundamenta la cocina medinense no es la sofisticación de sus recetas sino más bien el uso de una materia prima de calidad que se puede disfrutar en cualquiera de sus productos. Original y auténtica de por sí, los días de Pasión se viven en torno al sabor del potaje de garbanzos y el bacalao cocinado de mil formas en los fogones medineses: al ajo arriero, al pil-pil, en salsa verde... La tarde de Jueves Santo es costumbre antigua recorrer siete iglesias visitando al Santísimo en los altares preparados para ello. Pero también es costumbre antigua visitar siete bares, mesones o tabernas donde hay que “matar judíos” que no es otra cosa que beberse un vaso de limonada, como se dice en Medina, o de sangría como se conoce en otros lugares. Buen vino de la tierra, limones macerados y azúcar para preparar esta bebida dulzona que se puede acompañar con una torrija, regada con miel o con almíbar que es el postre que no puede faltar estos días en ningún hogar medinense.

Y al llegar el Domingo de Pascua, un buen lechazo de la tierra o un cochinillo asado al horno de leña al estilo de Medina. Por supuesto todo ello regado con buen vino de la Denominación de Origen Rueda. Y si de endulzarse la vida se trata, nada mejor que acercarse al obrador del convento de las Madres Clarisas donde los empiñonados, las pastas de te o los hojaldres harán las delicias de los más golosos.

www.semanasantamedina.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.