viernes, 23 de diciembre de 2016

Descubre Ibiza en invierno

  El servicio concierge del hotel nos enseña la otra cara de Ibiza, una experiencia única elaborada a medida de cada persona.

Ibiza, esa ciudad cosmopolita, creativa, innovadora y viva que se ha convertido en uno de los destinos turísticos de moda en los últimos años. La singularidad y belleza del paisaje ibicenco, sumado a una consolidada oferta de ocio, hacen que visitar la isla en invierno se convierta en un deber casi obligado entre los viajeros, especialmente entre aquellos que buscan la otra cara de la Isla Blanca. Gran Hotel Montesol Ibiza, Curio Collection by Hilton nos ayuda a descubrir la Ibiza invernal de la mano de Montse Rovira del equipo de concierge del hotel.

Café Montesol

El servicio concierge permite a los huéspedes del hotel acceder a lo inaccesible viviendo una experiencia elaborada a medida según las exigencias de cada persona. Desde lo raro y lo extraordinario, hasta lo irresistible y lo divino, extienden la alfombra hacia experiencias únicas e inaccesibles. ¿Te animas a conocer la Eivissa más auténtica? Estas son sus propuestas invernales.

Recorrer todos los rincones de Dalt Vila. Las mañanas y las tardes invernales son perfectas para pasear por la Parte Vieja de Ibiza a escasos pasos del hotel. Sus calles adoquinadas suben directamente hasta los baluartes de la fortaleza donde disfrutar de una de las mejores vistas de la ciudad.

Atardeceres mágicos. Las famosas puestas de sol ibicencas son aún más bellas en invierno. Los rincones desde donde despedir al astro rey son infinitos. En el Parque Natural de las Salinas, Cala d´Hort y Benirrás el espectáculo está más que servido.

De compras en los mercadillos callejeros. Los famosos mercadillos de las Dalias en San Carlos, San Jordi, Cala Llenya… continúan con su rutina durante el invierno aunque menos masificados, seguro que encuentras algún recuerdo.

Pueblos blancos. Santa Gertrudis, San Carlos, Es Cubells, San Josep… Los pequeños pueblos ibicencos rebosan encanto en sus plazas y calles. Tomar algo en sus bares, pasear o sentarnos en sus plazas es todo un plan invernal rodeados del ambiente es más auténtico.

Playas solitarias. Si las playas y calas de Ibiza son espectaculares en verano, en invierno creerás estar en un verdadero paraíso. Aguas completamente cristalinas, arena limpia y calma absoluta, el mejor momento para disfrutar de lugares como la playa de Salinas, Aguas Blancas, Cala Conta o Cala Saladeta.

La ruta de los almendros en flor en el Valle de Corona. Entre enero y marzo los almendros nos deleitan con un espectáculo visual en diferentes lugares de la isla, destacando la zona del Valle de Corona, donde los almendros cubren con un manto blanco los amplios campos.


Gastronomía y cultura en el Café Montesol Ibiza. Este enclave fundamental de la vida cotidiana en Ibiza ofrece una agenda cultural y gastronómica que no te puedes perder. El brunch de los domingos es una verdadera delicia gastronómica en la que podemos disfrutar de lo mejor del desayuno y lo más apetecible de la comida. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.