martes, 6 de diciembre de 2016

Reservas naturales en Perú

Reservas naturales de Perú para pioneros

Recorreremos los espacios naturales más desconocidos de Perú: un compendio de cascadas, farallones y majestuosos volcanes. ¿Te vienes?

Aunque muchas son conocidas en el mundo entero (léase la reserva nacional Pacaya Samiria o el parque nacional del Manu), Perú cuenta con 158 áreas naturales protegidas, que ocupan aproximadamente el 17% del territorio nacional. Entre ellas se cuentan parques, reservas, santuarios históricos y nacionales, cotos de caza, bosques de protección, reservas paisajísticas y refugios de vida silvestre, entre otros muchos. He aquí las menos conocidas. ¡Descúbrelas!

 

Reserva Paisajística Nor Yauyos Cochas

Cascadas, lagos cristalinos y comunidades campesinas que conviven en armonía con los ecosistemas de la zona. La Reserva Paisajística Nor Yauyos Cochas (RPNY) se encuentra en los departamentos de Lima y Junín, en la cuenca alta y media del río Cañete y en la cuenca del río Cochas Pachacayo, y protege uno de los paisajes altoandinos más hermosos de Perú. Ubicada entre los 2.500 y los 5.700 metros de altitud, la reserva destaca por sus cascadas escalonadas, como las de Cabracancha o las del ‘Bosque del Amor’, y por su gran valor paisajístico.
La principal zona turística está próxima a los pueblos de Vitis, Huancaya –con puentes coloniales de cal y piedra- y Vilca, donde existen casas de hospedaje y áreas de camping. Así, merece la pena también reparar en la cuenca del río Pachacayo y recorrer el tramo correspondiente al antiguo Camino Inca. Desde allí se puede apreciar el Apu Pariacaca, nevado considerado una divinidad en la época prehispánica.

 

Santuario Nacional de Huayllay

El Santuario Nacional de Huayllay se encuentra en los Andes centrales de Perú, en el departamento de Pasco, y destaca por la belleza de su paisaje: un bosque de piedras de origen volcánico con impresionantes farallones y todo tipo de figuras formadas por la erosión del viento, el agua y el desplazamiento de los glaciares.
El santuario cuenta con diversos circuitos turísticos, e incluye unas maravillosas fuentes de aguas termales en las que es posible darse un baño, una zona con diferentes restos arqueológicos y un área de camping. Por su parte, las actividades estrella de Huayllay son el trekking, la escalada en roca y la bicicleta de montaña.

Reserva Nacional Salinas y Aguada Blanca

Salinas y Aguada Blanca es un festín de majestuosos volcanes, como el Misti, el Chachani o el Pichupichu, y un oasis de paz para las vicuñas, alpacas y llamas que habitan la zona. Situada entre los departamentos de Arequipa y Moquegua, la reserva cuenta con una extensión de más de 350.000 hectáreas e incluye hermosas lagunas y bofedales; un espectáculo de la naturaleza que aún a día de hoy, muchos desconocen.
Dentro de la reserva pueden visitarse las pinturas rupestres de las cuevas de Sumbay y la laguna de Salinas, y ascender a sus volcanes, principalmente al Misti y al Chachani. También merece la pena detenerse en alguno de sus miradores –ideales para poder apreciar las manadas de vicuñas o el sobrecogedor skyline de volcanes-, o visitar alguna de las aldeas circundantes (sus habitantes conservan una visión del mundo muy ligada a su entorno y al equilibrio de todos sus elementos). También es interesante apuntarse a alguna actividad de observación de aves, pesca de trucha o ciclismo.

Santuario Histórico Bosque de Pómac

El Bosque de Pómac se encuentra en el departamento de Lambayeque y preserva la formación de algarrobos más densa del planeta, además de numerosas especies endémicas. Con 36 pirámides de la cultura preinca Sicán, el santuario se creó en el año 2001 para conservar la unidad paisajística-cultural y el complejo arqueológico de Sicán.
Del lugar merece la pena visitar, además del sitio arqueológico donde se hallaron los famosos tumi o cuchillos 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.