miércoles, 15 de febrero de 2017

Maravillas arqueológicas de Perú

Más allá de Machu Picchu:
maravillas arqueológicas de Perú

  Descubre el fascinante legado de las culturas milenarias que habitaron el territorio peruano, desde la civilización más antigua de América hasta el imperio más grande del sur del continente.

Además de por sus fabulosas reservas naturales, Perú destaca por su impresionante patrimonio histórico y monumental. Con el Santuario de Machu Picchu a la cabeza, el país hace gala de maravillosas ciudades y sitios arqueológicos menos conocidos, pero igualmente impresionantes: Caral, Huacas del Sol y la Luna, El Brujo, Pachacámac y Sipán. Descubrir cada uno de estos lugares brindará experiencias memorables a los visitantes.

Caral - Supe

Con más de 5.000 años de historia, la ciudad sagrada de Caral – Supe representa el origen de la cultura andina y es considerada, según las últimas investigaciones, la civilización más antigua del continente americano. El complejo se encuentra en la provincia de Barranca e incluye varias construcciones, entre las que destacan las seis pirámides y sus respectivas plazas circulares. Por los restos y los instrumentos encontrados, se sabe que sus habitantes se dedicaron principalmente a la pesca y la agrilcultura. Entre los hallazgos más relevantes se encuentran el quipu (artilugio hecho con cuerdas de lana utilizado para el registro de información) más antiguo del mundo y 32 flautas hechas de huesos de cóndores y pelícanos.


Huacas del Sol y la Luna
El complejo arqueológico Huacas del Sol y la Luna se encuentra en la costa norte de Perú, a unos cinco kilómetros al sur de la ciudad de Trujillo, y es considerado uno de los santuarios más interesantes del país. Antigua capital de la cultura moche o mochica (siglos I a.C a IX), el sitio incluye un conjunto monumental de incalculable valor. De todas sus construcciones, merecen especial atención la huaca del Sol, una pirámide escalonada de unos 43 metros de altura construida con fines administrativos, y la huaca de la Luna, de 21 metros de altura, caracterizada por templos superpuestos sucesivamente a lo largo de diferentes periodos.

El Brujo
Ubicado en el departamento de La Libertad, muy cerca del litoral del océano Pacífico, El Brujo es uno de los sitios arqueológicos más importantes de la costa norte. Y es que sus huacas (Huaca Prieta, Huaca Cao Viejo y Huaca Cortada) conformaron uno de los centros religiosos y políticos más importantes de la cultura moche, una de las más representativas del Antiguo Perú. Dentro del sitio arqueológico destacan los murales en ciertos sectores de las pirámides, adornados con coloridas representaciones en alto relieve; la tumba de la Dama de Cao, uno de los personajes más misteriosos de la cultura mochica; y el museo Cao, ubicado frente a la Huaca Cao Viejo.
Pachacámac
El sitio arqueológico de Pachacámac es el más importante de la costa central y abarca un área de 465 hectáreas. La majestuosidad de sus altas pirámides, palacios, templos y plazas, ponen de relieve la jerarquía política, cultural y religiosa que tuvo el lugar. De hecho, durante la época preínca e inca fue el oráculo más importante de la costa peruana, al cual acudían en peregrinaje miles de habitantes provenientes de los lugares más alejados del Antiguo Perú, para adorar a Pachacámac, dios del Fuego e hijo del Sol. Este último año el sitio arqueológico ha inaugurado el nuevo Museo Nacional de Perú, un flamante edificio que alberga 277 piezas prehispánicas, principalmente de cerámica, madera, metal y textiles, y que incluye, además, diferentes paneles con explicaciones de los principales atractivos del santuario, como el Acllahuasi y los templos del Sol y Pintado.
Sipán
El complejo arqueológico de Sipán se encuentra en el departamento de Lambayeque e incluye un museo en el que se exhiben todos los vestigios que en 1987 encontró el arqueólogo Walter Alva. El descubrimiento de la tumba del señor de Sipán, uno de los hombres más poderosos del Antiguo Perú, supuso un hallazgo revolucionario a nivel mundial, ya que fue la primera de este periodo en recuperarse de forma intacta. El antiguo gobernante moche estaba cubierto con impresionantes ornamentos de oro, plata, turquesa y spondylus (un tipo de moluscos). 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.