domingo, 9 de abril de 2017

La Semana Santa de Calatayud buena ocasión para visitar el Monasterio de Piedra

La Semana Santa de Calatayud, declarada de Interés Turístico de Aragón, es una de las más antiguas y singulares de España
Naturaleza y tradición en la Semana Santa de Calatayud
Se acercan las vacaciones de Semana Santa y son muchos los que buscan alejarse de la gran ciudad para descubrir la historia y tradición de esta festividad en distintas regiones de España a la vez que aprovechar para descansar y disfrutar de unos días de relax. Calatayud, localidad de la provincia de Zaragoza, ofrece un amplio abanico de actividades, naturaleza y puntos de interés cultural para muchos desconocidos pero que guardan un valor histórico y una belleza incalculable.
El origen de la Semana Santa Bilbilitana se remonta al siglo XV y es la más peculiar, antigua y original de España. Con más de 500 años de historia, 12 cofradías, y más de 3000 cofrades, se ha convertido en una celebración de Interés Turístico Regional y cuenta con 3 eventos principales e imprescindibles:
·         La procesión del Santo Entierro:  La más llamativa e interesante, surgió de la necesidad de dar a conocer los textos bíblicos al pueblo llano entre el que había un altísimo grado de analfabetismo. La procesión se compone de dos partes; en la primera, personas de los pueblos de la zona interpretan a reyes, profetas y personajes del Antiguo Testamento, todos ataviados y caracterizados para evocarla época de Jesús. La particularidad de esta representación estriba en que el papel de cada personaje se hereda de generación en generación entre las familias bilbilitanas, participando un gran número de los habitantes de Calatayud. La segunda parte de esta importante procesión está formada por los pasos y las peanas en la que se narra la Pasión con una gran belleza cromática y visual.

·         El Encuentro: Desfila por el casco antiguo de Calatayud y participan las cofradías con más tradición. Los pasos procesionales caminan al ritmo del redoble de tambores y bombos de la cofradía de San Pedro y el Gallo.

·         Las 7 palabras: Se trata de la procesión de Viernes Santo, en ella se representa a Cristo en la cruz, tal y como es relatado en los evangelios canónicos.
Además de la celebración de la Semana Santa, la zona también ofrece al visitante espacios naturales de gran belleza.  A menos de media hora en coche encontramos la zona de Nuévalos y el impresionante Parque Natural del Monasterio de Piedra, un entorno paisajístico insólito en la Península, rodeado de cascadas, cavernas y saltos de agua espectaculares. Un paraje natural que se recorre en dos horas y media en el que también se puede disfrutar de un paseo por el claustro de su Monasterio del siglo XIII, relajarse en el SPA, asistir a una exhibición de aves rapaces o degustar la tradicional cocina aragonesa.
En definitiva, una opción a tener en cuenta a la hora de decidir nuestro destino de Semana Santa.

Sobre Monasterio de Piedra

El Monasterio de Piedra es un espacio singular en el que se encuentra el Parque Natural; el Monasterio Cisterciense del Siglo XIII, los restaurantes Reyes de Aragón y Piedra Vieja, y el Hotel&Spa. Catalogado como Conjunto de Interés Cultural y Bien de Interés Cultural en la categoría de Monumento, el Monasterio de Piedra es uno de los parajes más espectaculares de Europa, siendo además galardonado con la Medalla al Mérito Turístico por el Gobierno de Aragón en el año 2011. En la actualidad, alrededor de 275.000 personas visitan el Parque cada año.
Para más información, visite: http://www.monasteriopiedra.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.