lunes, 12 de junio de 2017

Los patios de los hoteles Vincci

EL SECRETO MEJOR GUARDADO DE VINCCI HOTELES: LA FRESCURA ESTÁ EN SUS PATIOS.

Cuando llega el buen tiempo se inicia la búsqueda de los conocidos como oasis urbanos: rincones ocultos y discretos donde la tranquilidad se combina con la mejor gastronomía y los cócteles más creativos. Vincci Hoteles, previo a su veraniega temporada de terrazas, abre al público sus patios. Románticos, exóticos, palaciegos, modernos. En Vincci Hoteles existen patios para todos los gustos y estilos. En distintos puntos de la geografía y con una decoración muy diferente entre sí, todos permiten vivir una experiencia de frescura única.

Con la llegada del buen tiempo, el ocio y entretenimiento se traslada al aire libre para aprovechar las temperaturas cálidas después del gélido invierno. En el interior de algunos edificios, sin embargo, muchas veces encontramos espacios únicos e insospechados donde poder resguardarse del calor. Este es el caso de los patios de Vincci Hoteles que ofrecen toda la frescura propia de estas construcciones, con todo el encanto y la personalidad de cada uno de sus establecimientos. Un lugar escondido a la vista de todos, confortable y con una amplia oferta gastronómica para hacer un alto en el camino o pasar un agradable momento entre familia o amigos. La cadena hotelera desvela uno de sus secretos mejor guardados: sus patios, y propone vivir una experiencia de máximo frescor en alguno de ellos, situados en distintos puntos de la geografía española y de Portugal:  

Nuestras propuestas

Vincci Soho 4* (Calle del Prado 18, Madrid)

Ubicado en el corazón del “Triángulo del Arte”, en el conocido como Barrio de las Letras, el patio de Vincci Soho ofrece un espacio cosmopolita donde refugiarse del ruido y de la gran actividad de Madrid. El patio se encuentra justo en el centro del establecimiento, edificado a partir del proceso de remodelación de cinco edificios históricos protegidos, que dieron como resultado un establecimiento absolutamente integrado con su entorno. Está al aire libre aunque cuenta con una zona cubierta por si la meteorología no permite disfrutar del cielo madrileño. En su decoración predomina la calidez de la madera combinada con elementos blancos y guiños al rojo, presente en otras salas del alojamiento, que le confiere un aire distendido y relajado. Como buen patio, también la vegetación tiene una amplia presencia con plantas más pequeñas en maceteros y otras mayores distribuidas en distintos puntos del espacio. En cuanto a su gastronomía, tiene una variada carta con platos para compartir o disfrutar de forma individual. Opciones para todos los gustos que se pueden acompañar de alguno de los múltiples vinos que ofrece, sus cavas y champagnes, licores, cócteles, o refrescos, tés y zumos, para los que quieren algo sin alcohol.

Vincci La Rábida 4* (Calle Castelar 24, Sevilla)

Diseñado a partir de una casa palacio del siglo XVIII y ubicado en el centro de la ciudad, en el Barrio del Arenal, a unos pasos de la catedral de Sevilla y de la Plaza de Toros, “La Maestranza”, este establecimiento dispone de un patio típico andaluz para aquellos que buscan vivir Sevilla desde la más pura tradición. Al aire libre, de color blanco flanqueado por los clásicos azulejos andaluces, con mesas y sillas de forja, vegetación y la inconfundible presencia de los geranios, en el patio de Vincci La Rábida se respira todo el folclore de la capital andaluza. Incluso, cuenta con una fuente imitando a otros patios sevillanos. En él, se puede disfrutar de todo el arte de la ciudad mientras se degustan sus tostas, ensaladas, hamburguesas o pizzas pero también un surtido de “pescaíto” frito o el serranito de lomo, pimiento, jamón y tomate; acompañados del tradicional rebujito o manzanilla.

Vincci Albayzín 4* (Carrera de la Virgen 48, Granada)

A tan solo 700 metros de la catedral, a 10 minutos caminando del famoso barrio del Albayzín y con buen acceso a la Alhambra, Vincci Albayzin esconde en su interior un impresionante patio donde la luz es el principal elemento bajo su cielo acristalado. Ambientado con azulejos típicos andaluces, con grandes columnas de mármol, exóticas lámparas y plantas, y una fuente en la parte central, evoca los antiguos palacios árabes y cuenta con elementos típicos de la arquitectura granadina, inspirados en la Alhambra. El espacio acoge el Restaurante Gran Patio La Acequia que ofrece una experiencia para ser disfrutada con los cinco sentidos. La calidad de la materia prima es la tónica de todos los platos elaborados a partir de productos de la tierra con propuestas como las croquetitas caseras de cecina con tomate rústico o los medallones de solomillo de ternera sobre judías y ragout de setas. También destacan toda una serie de tapas y raciones para compartir, que evocan los sabores de esta tierra andaluza.

Vincci Gala 4* (Ronda de Sant Pere 32, Barcelona)

Situado en pleno centro de Barcelona, Vincci Gala acoge un patio-terraza al aire libre con una decoración vanguardista acorde con el pulso de la ciudad. El establecimiento parte de la remodelación de un edificio señorial neoclásico del año 1900, en el que se respetaron los elementos más característicos del establecimiento: la escalera central, su fachada principal y sus suelos, mosaicos decorativos. El resultado son unas instalaciones donde diseño y tradición conviven en un perfecto equilibrio, respetando la esencia modernista de la ciudad y esto se refleja en su patio, donde los tonos neutros se alternan con ocres oscuros otorgándole un aire sofisticado y actual. El espacio cuenta con una abundante vegetación que transmite la sensación de oasis en medio de la gran ciudad. Un lugar donde abstraerse del ritmo de la ciudad condal al mismo tiempo que se vive en primera persona a través de su gastronomía y con toda una variedad de combinados, con los que disfrutar de este patio escondido de las grandes aglomeraciones.

Vincci Liberdade (Rosa Araújo 16, Lisboa)

A escasos 80 metros de la prestigiosa Avenida da Liberdade, una zona señorial, céntrica y próxima a distintos puntos de interés cultural, se encuentra Vincci Liberdade, situado en un edificio de siete pisos que data de 1910 y que pertenece a una zona con especial protección para la conservación del patrimonio de la ciudad. Con 100 años de historia, es una construcción de tipo “gaioleiro”, como era costumbre en la época. En su interior, se encuentra un coqueto patio donde poder descansar tras una jornada intensa de turismo, tomarse algo y disfrutar de su tranuilidad o simplemente dejarse llevar por la vida bohemia de la ciudad. Su aspecto es continuación de la decoración interior del establecimiento, que se basa esencialmente, en una cuidadosa mezcla de tres elementos: la madera, el hierro y la piedra. Los tres aparecen en su estado natural como si de joyas se trataran. Destacan, además, las notas azules que van invadiendo distintas partes del hotel emulando al río Tajo que atraviesa la ciudad.

Distintos patios en los que refugiarse del exterior y vivir momentos únicos, o donde celebrar reuniones o eventos inolvidables. La cadena hotelera, a través de su marca People&Unique Places by Vincci Hoteles, brinda un mundo de posibilidades en cualquiera de los espacios de sus hoteles, que pueden ser utilizados y reconvertidos para eventos dependiendo de las necesidades de cada uno: la imaginación es el único límite. La compañía ha lanzado en enero además una aplicación móvil (app) que dispone de un módulo especial para el sector MICE, un módulo que se ofrece a los organizadores de eventos en la cadena, que genera un espacio virtual para cada evento en el que se recoge toda la información referente al mismo con un solo “click”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.